Páginas

Blog oficial de la escritora Raquel Sánchez García
"Escribir es mi vida y mientras exista una persona a la que mis letras le entretengan, pondré todo mi empeño en intentar convertirme, a través del papel, en un complemento de su felicidad" (Raquel Sánchez García)

"El mundo está lleno de puertas cerradas y nosotros nacimos para abrirlas todas" (Matilde Asensi)

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Aviso

Traductor

Relatos Jamás Contados en tu idioma:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Menús

jueves, 6 de junio de 2013

Raquel entrevista a Iván Hernández en “Al otro lado de la pantalla”

Me está entrando sueño, pero aún es muy pronto para irse a dormir. Decido leer un rato y cuando estoy ya metida en la cama, tranquila y relajada, me doy cuenta de que la noche anterior terminé mi última lectura.

Busco entre la multitud de títulos que tengo en la biblioteca de mi lector electrónico, Dan Brown, Agatha Christie, la famosa colección Canción de Hielo y Fuego, las Cincuenta Sombras de Grey, no, estas últimas otra vez va a ser que no, Amarte… sigo pasando títulos…

“Un momento, ¿he dicho Amarte?”

Vuelvo hacía atrás y me topo otra vez con el mismo título.

Es una obra de Iván Hernández. Una novela corta. Ya sólo la imagen que sale en la portada me resulta simpática. No en vano la he visto en color en numerosas publicaciones de Internet.

Esa pecosa pelirroja me está haciendo ojitos. Estoy segura que quiere que la lea, apostaría cualquier cosa a que se ha aliado con Iván para que no deje pasar por alto su escrito, o puede que sea el sueño que va haciendo efecto en mí, se va apoderando de mi cuerpo y es él ahora el que manda.

No lo dudo más, mi dedo da un golpe en la pantalla y en pocos segundos se abre el libro.

No sé cuanto tiempo ha pasado, estoy tan embobada en la lectura que no me he fijado ni en la hora.

“¡Madre mía! La una de la madrugada y yo aquí todavía”. Apago el maldito cacharro que ha hecho que pierda horas de sueño y me duermo.

Mañana será otro día.

Ya dice el refrán que la curiosidad mató al gato. Yo tengo que apaciguarla de alguna manera, me quedan pocas hojas para terminar la novela, así que dejo mis quehaceres y vuelvo a mi lectura. En poco más de media hora he terminado.

“¿Y ahora qué?” Me pregunto con una media sonrisa boba en la cara.

Está bien claro, toca entrevista.

Iván, de esta no te libras, ven aquí, son sólo cuatro preguntitas de nada.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - O - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Raquel: Iván, no sé muy bien como presentarte en la sección de Raquel entrevista a… en “Al otro lado de la pantalla”. Conociendo un poco tus buenas locuras, me espero de ti cualquier cosa, así que, te dejo a ti mismo darles la bienvenida a los lectores de esta entrevista.
Iván: Hola. Os agradezco que dediquéis estos minutos a la entrevista. Es curioso que suceda a partir de la novela que yo por mi parte considero menos aliada de todas, aunque reconozco que es divertida y que sus personajes gustan mucho, y que la portada es muy atractiva. Espero que también os gusten mis respuestas y que estén a la altura de las preguntas.


Raquel: Sabemos muy poco de ti, de la biografía que he podido leer tuya veo que aún no has conseguido que alguien te mantenga de por vida. Si algún día lo consigues, dale mis datos y que de paso nos mantenga a los dos, a ver si así nos saca de pobres a ambos.

Dejando las bromas a un lado, tanto a mis lectores como a mí, nos gustaría saber ¿quién es Iván Hernández?
Iván: Soy una persona que no se siente demasiado cómoda en este mundo que le ha tocado vivir y siempre busco la evasión de una u otra manera. Quizás la rutina, la familia, etc. son elementos que te anclan para bien en este planeta, pero viendo lo que veo cada día, no encuentro demasiado sentido a todo el esfuerzo depositado en vivir. Envidio a los que no se paran ni siquiera a pensar en esas cosas, pero supongo que habrá muchos otros que sí. Suelo ser solitario, bastante asocial, pero simpático con la gente. Sé que hay más gente buena que mala en el mundo, aunque los malos hagan demasiado ruido. Yo no nací para pelearme, pero la vida te obliga. Así que podríamos decir que soy una persona a la que no le gusta ser persona y es posible que mis personajes tampoco lo sean, aunque muchas veces escuche eso de que son muy humanos, no lo tengo del todo claro…

Raquel: Según he podido averiguar, antes de dedicarte al mundo literario, formabas parte de un grupo musical, creo que eras el que escribía las letras de las canciones, a parte de tocar dentro de la banda, ¿me equivoco?
Iván: Bueno, más bien me dedicaba profesionalmente a la pruebas de sistemas informáticos, y como afición, sí, hacía canciones con una banda formada por… dos miembros. Sí, era el letrista y el que componía melodías, el que cantaba y algunas cosas más… muy divertido, y bastante cansado también. Nunca tuvimos éxito comercial de ningún tipo, no dedicábamos el suficiente tiempo a esa tarea, pero salieron buenas canciones de esa etapa. Me sirvió para hacer trabajos musicales en solitario e incluso atreverme a escribir un pequeño musical del que guardo buenos recuerdos pero que nunca se llegó a interpretar, y en parte todo eso te enseña cositas para profesionalizar el arte que llevas dentro, ser metódico, trabajador, no rendirte, etc…

Raquel: No sé si aún continuas con tu trayectoria musical, pero ¿fue esto lo que te impulsó para comenzar a escribir tu primera historia?
Iván: Siempre me ha gustado escribir, pero nunca escribí en serio hasta hace unos años, cuando, no sé por qué, tuve ganas de intentarlo más en serio. En realidad, la música es una de mis pasiones, pero creo que la literatura te da más facilidades, dentro de su complejidad. No necesitas muchos recursos materiales, más bien intelectuales. En cambio, para hacer música y que suene de manera profesional estando tú solo necesitas buenos equipos y mucho tiempo.

Raquel: La familia es un pilar importante en nuestras vidas, ¿qué te dijeron ellos cuando les comunicaste que ibas a lanzarte al mundo literario?
Iván: Nunca se lo dije así como tal. Mi mujer, mi familia en general, siempre me han visto como un artista en diferentes facetas, no creo que les extrañara lo más mínimo que me dedicase a escribir libros. Lo que quizás no se esperaban es que incluso me fueran a pagar un poco por ello, cosa que nunca me había sucedido con otras formas de arte.

Raquel: ¿Cuál fue tu primer escrito?
Iván: «Clara – una historia de amor etéreo-sexual» fue lo primero que escribí, y la primera vez que lo publiqué iba acompañado de otros relatos. En Amazon salió a la venta como identidad única ya que la historia lo merecía. Es de las obras de las que me siento más satisfecho porque ha llegado al corazón de mucha gente y eso siempre es bonito. Técnicamente no es lo mejor, sería absurdo que así fuera siendo lo primero que escribí, pero tiene la calidad suficiente para ser publicada y así lo hice, aunque metí correcciones posteriores para mejorarla.

Raquel: ¿Es esa la primera obra que decidiste mostrar al público?
Iván: Sí, antes de Amazon la publiqué en Bubok y no vendí nada. La leyeron algunas lectoras cero desconocidas y lo envié a muchas editoriales que no la publicaron (bueno, alguna intentó colarme una mala coedición pero no piqué). Gracias a Amazon mucha gente ha tenido la posibilidad de leerla.

Raquel: ¿Tuvo buena acogida la primera obra que publicaste?
Iván: En Amazon ha tenido siempre una gran acogida. Las críticas han dicho en general que la obra toca la fibra sensible, y como lado negativo han destacado en ocasiones puntuales su brevedad. Yo creo que es breve porque considero a «Clara» como un cuento de buenas noches para adultos. Habla del amor eterno, del verdadero, de todo aquello que nos hace felices e infelices, todo a través de una historia sencilla, con tintes fantásticos y muy, muy bonita.

Raquel: ¿Guardas en el cajón bocetos anteriores que aún no te has atrevido a enseñar al público?
Iván: Tengo muchas ideas apuntadas, quizás demasiadas, y voy eligiendo según me apetece. Mi idea es que toda idea puede ver la luz, no hay problema en equivocarnos, no somos nada en este universo como para preocuparnos por el qué dirán si a veces lanzas al mercado algo que no satisface al público del todo. Siempre habrá alguien que disfrute con tu obra, y si no, tranquilos, que siempre hay más oportunidades, obras, autores…


Raquel: Ahora hablemos de Amarte, ¿cuándo comenzaste a escribirla?
Iván: La verdad es que la escribí hace mucho, diría que por la época en la que escribía “La protegida Wittman”. Es un homenaje, quizás en ocasiones con tintes paródicos, a los telefilmes románticos, a las novelas de ese mismo género, a las películas de serie B. En un primer momento tuve en mente hacer una especie de sit-com con muchos personajes y líos de parejas, pero no encajaba en el perfil de novela corta y creo que el espíritu de la historia se iba a perder, así que decidí divertirme escribiéndola, simple y llanamente. Mi misión era lograr una sonrisa en el lector, con una comedia romántica de final feliz pero en un ambiente marciano. No pretende ser mucho más que eso, lo que no quita que esté enamorado de la obra. A cada libro se le debe querer por lo que es. Amarte no es una obra de gran calidad literaria, pero nunca pretendió ser la reina del baile. Es sencilla, divertida y emocionante. Punto.

Raquel: ¿Por qué escogiste la novela corta?
Iván: Tardas menos en escribirla, cometes menos fallos, te duele menos venderla barata, puedes producir más y la gente con poco tiempo puede darte una oportunidad. 30.000 palabras es más que suficiente para contar una buena historia, incluso menos. Amarte cumple esos requisitos. La gente se la lee en unas horas, como si viera una película de 90 minutos en la tele.

Raquel: Tu novela se desarrolla en Marte, ¿por qué elegiste ese planeta?
Iván: Ray Bradbury, Crónicas Marcianas, mi amor por el Monte Olimpo marciano y un proyecto de colonización que estudié en el instituto y que nunca se llevó a cabo, por ahora. Y además, porque tengo tendencia a la evasión.

Raquel: Mary, la protagonista de su novela, ¿se basa en una persona real?
Iván: Yo siempre pensé en mi mujer cuando la escribía, la novela es una especie de regalo hacia ella, que por otra parte es muy aficionada al género romántico más ligero y me ayudó durante el proceso creativo. La personalidad de Mary Ackerson tiene parte de ella y parte de mí. Es una chica normal.

Raquel: En algunas ocasiones decides poner alguna de tus obras a disposición de los lectores de forma gratuita y más si son suscriptores aliados ¿qué fin pretendes conseguir con ello?
Iván: Simplemente dar la posibilidad de que la gente me lea y lograr un poco de visibilidad de mi obra. No tengo dinero para hacer inversiones en publicidad, no tengo editorial, utilizo las armas que tengo a mi disposición: redes sociales, promociones gratuitas, tiempo y esfuerzo.

Raquel: De todas las opiniones que ha recibido Amarte ¿cuál es la que más te ha gustado, a la que guardas más cariño o destacas por encima de todas y por qué?
Iván: Es una respuesta difícil, porque en general las opiniones que hay sobre esta novela siempre son positivas. Ninguna dice que es una obra maestra, lo cual es más que cierto, pero tampoco dicen que sea mala, y eso es simplemente porque se han divertido mucho leyéndola. Por poner un ejemplo que se repite muy a menudo os dejo la última que ha recibido: “Una historia realmente original y fresca. Se lee en dos días, y no hay momento en el que te aburras. Me llama sobre todo la atención el escenario en el que se basa la historia, muy marciana!!!”
Eso es Amarte. Amor y diversión en Marte.

Raquel: ¿Qué fue lo que te impulsó a poner en venta Amarte de forma electrónica y no en papel?
Iván: El papel es muy difícil de vender si no tienes editorial con buena distribución, el precio es más elevado y pocos se arriesgan. En digital llegas a más gente, puedes ofrecer un precio muy competitivo y el que quiere la novela la tiene al instante, no tiene que esperar plazos de envío, entrega, etc. El ebook es el futuro de la literatura de consumo masivo.

Raquel: Haznos un resumen de la trayectoria de Amarte en el mercado.
Iván: Lo lancé hace ya más de un año y aunque al principio no le fue mal en cuanto a críticas, no se llegó a vender del todo bien. Lo achaco sobre todo a la portada, a la sinopsis. Hice cambios y tampoco funcionó demasiado. Con la nueva marca comercial Colección Buscoaliados y el nuevo enfoque en las portadas, le volví a dar un lavado de imagen, lo dejé en promoción gratuita durante unos días y entonces sí, empezó a venderse como por arte de magia y ya lleva bastantes días en el número 1 de Fantasía de Amazon España y lo que es más importante, en el top 100 de eBooks más vendidos. A día 11 llevaba vendidos casi 200 ejemplares en el mes de Mayo. Me parece una cifra bastante destacable.

Raquel: Siendo el autor, ¿cuáles son los puntos que destacarías de tu obra para que en cuanto termine, si fuese uno de los lectores que está leyendo esta entrevista, fuera sin perder ni un minuto a comprar tu novela?
Iván: Es una novela romántica muy divertida. Contiene algunos estereotipos clásicos, de acuerdo, pero están tratados desde una perspectiva humorística que hacen mucho bien por la historia. Los elementos de suspense, los personajes secundarios y el entorno marciano hacen el resto. A destacar sobre todo la gran personalidad de su protagonista: Mary Ackerson. Y además, cuesta tan barata que da hasta pena no darle una oportunidad.

Raquel: ¿Existen proyectos futuros?
Iván: Muchos. Son varias las novelas proyectadas, pero debido a unos problemas de salud mentales me he quedado parado durante unos meses más de lo debido. Espero ir saliendo poco a poco y que los lectores aliados lo comprendan y se acuerden de mí cuando lance otro libro.

Raquel: ¿Esos proyectos seguirán formando parte de la Colección Buscoaliados o se tratarán de otra serie nueva?
Iván: Todo irá dentro de la Colección Buscoaliados, no tengo pensado crear otra colección o ramificación del proyecto, pero claro, a lo mejor después cambio de opinión, pero por ahora, no hay nada.

Raquel: Creo que todas tus novelas son del género romántico, digo creo porque aún no me he leído todas ¿Volverás a escribir sobre el mismo género o nos sorprenderás con otro tipo de escrito?
Iván: Me gusta hablar del amor, de la compañía, de los abrazos, de las caricias, de los labios, de las miradas, de todo eso que nos hace humanos, pero siempre desde mi punto de vista, centrándome en historias originales que hagan interesantes las tramas, que la gente quiera leer literatura aliada porque sabe que va a encontrar algo diferente, aunque los sentimientos sean muy universales.

Raquel: ¿Cuándo volveremos a ver una nueva obra de Iván Hernández?
Iván: Muy pronto, aunque no creo que sea una obra a la que pueda considerar dulce.

Raquel: Sabemos que perteneces a la denominada Generación Kindle, ¿qué es para ti esta generación?
Iván: No me gusta pensar que pertenezco a una generación, sinceramente. Si ser de la generación kindle es escribir para ese formato en ese marco de tiempo, vale, lo soy, pero nada más. Nunca he pensado que lo soy como tal. Generación me suena a asociación, y yo soy bastante asocial y no me gusta depender de los demás ni que ellos dependan de alguna manera de mí. Yo me considero el autor de la Colección Buscoaliados, como cualquier otro autor se considera padre de sus obras pero no de las del resto de autores. Me gusta que la gente lo pase bien leyéndome, pero el escaso tiempo del que disponemos me hace muy difícil dedicarme a labores colaborativas permanentes con otros autores en general. Guardo amistad con muchos de ellos y saben mi opinión al respecto.

Raquel: ¿Qué consejos les darías a aquellos que, como tu, quieren lanzarse a escribir y no saben por donde empezar?
Iván: Les diría sinceramente que no lo hicieran al 100%. Que no se preocupen si no venden, que no busquen ser perfectos, que no se obsesionen con las ventas, que busquen sus lectores, aunque sean tres, que disfruten de cada paso, que no se amarguen por las malas críticas, que aprendan, pero que no se estresen demasiado, puede ser peligroso, lo digo por experiencia. Si podéis hacer otra cosa con vuestro tiempo que no suponga alterar vuestra mente, mucho mejor, seréis más felices, os lo aseguro. Cuidad de los que os cuidan. Amad a los que os aman. No os ceguéis con las listas, que no son más que eso, listas. Vale más un abrazo a tiempo. Ahora podéis hacer lo que queráis, pero yo ya os lo he advertido. No deis el 100%, reservad una parte para vivir.

Raquel: Para terminar, me gustaría darte las gracias por dedicarnos este tiempo y brindarte este espacio por si quieres decirles algo a nuestros lectores o al blog.
Iván: Quiero mucho a mis lectores. Algunas, algunos, son amigos de verdad. A otros les conozco poco o nada, pero les aprecio por haberse acercado a mi obra y haber dedicado su tiempo a leerla, a comentarla, a compartirla. Espero que los lectores del blog no se hayan aburrido demasiado con la entrevista, suelo tener más energías normalmente y ahora me fallan un poco, la verdad. Les animo a conocer mi obra, es mucho más interesante que todo lo que yo pueda decir. Un fuerte abrazo, y muchas gracias por pensar en mí para vuestro espacio.

Lee la reseña de Amarte realizada por Raquel Sánchez.

3 comentarios:

May Baeza dijo...

Solo puedo decir " gracias" por tan preciosa entrevista y por tan siceras y hermosas palabras del entrevistado, para mi es una de las mas bonitas que he leido.
Yo personalmente, cada vez que abro un libro de Ivan y me sumerjo en sus paginas, me atrapa, me hacen disfrutar, sus personajes, situaciones, lugares, etc... pero sobretodo, su gran talento a la hora de narrar las historias, ese estilo tan fresco y agil, es lo que hace que solo quiera saber que pasa en el siguiente capitulo y descubrir el final, que por otro lado a su vez, me da penita que se acabe, porque de verdad, para mi es lujo leer lectura aliada y un honor ser parte de esa alianza.
Gracias Ivan, por lo que me regalas cada vez que leo una obra tuya. Y a ti Raquel gracias por tan bonita entrevista, un fuerte abrazo y un besazo a los dos.

© I.Horinger dijo...

Iván Hernández es un grande y eso se demuestra en cada una de sus palabras, tanto sean en forma de relato o de entrevista. No pienso perderme ni un solo libro de su colección, que me enganchó desde el primer momento por su sensibilidad y lo hondo que llega cada una de sus historias, escritas de un modo especial y sublime. Ese que el autor llama estilo "aliado".

Iván Hernández dijo...

Muchas gracias por la entrevista que me hiciste, Raquel. Y muchas gracias a las aliadas por pasarse a leer y comentar! Guapas!

Intento mejorar y dar un nivel mínimamente aceptable cuando escribo porque sé que detrás hay gente que se merece eso, porque nuestro tiempo de ocio es limitado y cuando encontramos un hueco hay que disfrutarlo! (qué mal ha sonado eso :-P)