Páginas

Blog oficial de la escritora Raquel Sánchez García
"Escribir es mi vida y mientras exista una persona a la que mis letras le entretengan, pondré todo mi empeño en intentar convertirme, a través del papel, en un complemento de su felicidad" (Raquel Sánchez García)

"El mundo está lleno de puertas cerradas y nosotros nacimos para abrirlas todas" (Matilde Asensi)

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Aviso

Traductor

Relatos Jamás Contados en tu idioma:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Menús

martes, 11 de diciembre de 2012

Los sueños verdes, sueños son

"Fue una noche de silencio, una noche de anestesiadas confidencias, después de mucho tiempo de complicidad. Sin hablar por miedo a las respuestas, pero con la firmeza de saber todo lo que pasaba cada noche de sofá en nuestra cabeza, como dos amigos desconfiados en el peligroso juego del confesar la verdad. Los dos moríamos en el deseo del desahogo, pero existía una pequeña barrera de miedo, algo extraño que hacía que las palabras alardearan de una timidez entre nosotros, inusual. 


Fue el molesto humo norteño de mi colilla de Nobel el carburante para comenzar, y la noticia de tierras meigas en la caja tonta, la que confesó mi valiente miedo, mis pesadas cadenas, mi dulce condena, el verdadero motivo de mi melancólico mirar. Ya no pude, a pesar de mi insoportable intento, practicar las maniobras de escapismo que me llevarían, como en otras ocasiones, a mi infierno particular. 
Como os he verboseado con anterioridad, las maniobras no surtieron ningún astuto efecto. Como consecuencia, hora y media de interrogatorio, mío y suyo, un paquete de tabaco menos, una botella de sentimientos de whisky vacía, y la mañana siguiente con clases, auténtico acto de irresponsabilidad. 

Con el último lingotazo de nuestras verdades sobre la mesa, me hizo una pregunta que me hizo anhelarla si se puede, un poquito más. No consigo engañar a mi cabeza, y retumba cada día en mis oídos, y machaca mi corazón desde entonces, como espuma de mar que creo que se ha ido, y siempre vuelve, y tienes que vivir con ella, porque sin ella te ahogas, y te duele respirar. 

Me preguntó por el motivo de mi querencia hacía tal princesa verde, la cual, ya no parecía (a ojos que no son míos) tal. Fue en ese momento cuando no pude más. Y lo reconozco, me derrumbé, y no hizo falta hablar, fue el silencio el que quiso responder la pregunta, y el nudo de mi garganta, el que no quiso contestar. 

Me fui a la cama teniendo la seguridad de que a la mañana siguiente, volvería a ser fuerte, y querría volver a volar. Así fue, desperté haciendo jornada no lectiva, levantando la pesada persiana de mi alcoba vacía, y con una pesada resaca emocional sobre mi verde corazón, me asomé al balcón, encendí la colilla que me sobró la soberana noche anterior, y deseé, bajo una tremenda lluvia húmeda que lloraba, poder volar con ella lejos, al país de los cuentos, donde poder ser los dos, y soñar. 

Porque ahora comprendo lo que formamos cuando nos miramos sin miedo. Porque intento decirme que no, que todo se acabó, que ya está olvidado, que fue un dulce sueño de unos pocos meses en el que creció una discreta, pero mágica flor. Pero mi realidad choca con mi verde secreto, y la veo, y hago, y la digo lo que quiero, pero al revés. 

Por eso, apago mi movil por la noche, por miedo a delatarme, y llamarla, y pedirle un apasionado café. Y es cuando me doy cuenta de que tiemblo cada vez que la pienso. Porque ha tenido que ser la incandescente pasión de las noches oscuras, la que me ha confesado que forma parte de mis recuerdos, que es mi pasado, fue mi presente y no sé porque endiablada razón, o tal vez sí, deseo que sea mi futuro para siempre. Porque una meiga me susurró que los sueños verdes, son los mágicos, y los sueños, sueños son.’’ 

Autor: Diego López

1 comentario:

Geovanna dijo...

lo comprendo, a todos les pas y es super frustrante, pero ni modo... por eso eh querido alegerme de todo antes de volver a caer :)
saludos