Páginas

Blog oficial de la escritora Raquel Sánchez García
"Escribir es mi vida y mientras exista una persona a la que mis letras le entretengan, pondré todo mi empeño en intentar convertirme, a través del papel, en un complemento de su felicidad" (Raquel Sánchez García)

"El mundo está lleno de puertas cerradas y nosotros nacimos para abrirlas todas" (Matilde Asensi)

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Aviso

Traductor

Relatos Jamás Contados en tu idioma:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Menús

martes, 21 de octubre de 2014

La letra pequeña del deseo

Portada Book Trailer        Compralo en
No hay ningún vídeo disponible actualmente
Título: La letra pequeña del deseo  
Autor: Eduardo Gambetty
Editor: Auto edición
Género: Novela. Erótica.

ASIN 1ª edición 2014: B00GUXCXNI
Formato:
-



Papel:
Nº Páginas: 450
Tapa blanda
Idioma: Español
-Electrónico: Kindle

Nota: ¡Cuidado!, si no lo has leído, vas a leer detalles de la historia que no deberías conocer aún.

Sinopsis:
Cada uno de nosotros es único, pero todos tenemos en la mente un espacio de incertidumbre donde esperan latentes, las pasiones secretas. A veces, el despertador suena y la sorpresa supera las expectativas. La educación y las circunstancias dirigen la vida hacia un destino predeterminado que no tiene por qué coincidir con los sueños.

Esta historia describe la metamorfosis de Susana, víctima de una severa educación religiosa y de unas inoportunas chancletas que al cruzarse en su camino rompen su futuro. Su nuevo estatus de divorciada la empuja hacia destinos indómitos. Ni en su peor pesadilla se hubiera imaginado disfrutando en un chat de sexo. El sarcasmo es la espada de la que se vale la protagonista para derrotar a sus demonios. La narración, fluida y trepidante, impacta en las emociones y pone a prueba la inteligencia. Las mentes abiertas disfrutaran del paisaje, mientras que las obtusas se ofuscarán con los detalles del camino. No es una novela de amor, ni de sexo, ni de humor; es la vida misma llevada al papel con toda su crudeza e ironía. Una invitación a la reflexión sobre los deseos prohibidos, intuiciones y preguntas que flotan en nuestra imaginación, pero que ninguno nos atrevemos a confesar.

El autor:
Eduardo Gambetty, autor madrileño, escribe desde siempre aunque esta es la primera novela que ve la luz de las siete que reposan plácidamente en el disco duro de su ordenador. Escritor vocacional, convencido de que solo se puede escribir desde la pasión. Su reto a la hora de escribir es llegar a todo el mundo, por ello su narrativa es directa y fluida permitiendo que la relevancia sea para el argumento.

Puntos de venta y descarga:
- Libro electrónico: Kindle

Cómo llegó el libro a mis manos:
Conocí a el autor a través de Facebook. Los dos participamos en varios grupos de la mencionada red social. Ambos tenemos en común que somos escritores auto publicados y que, no siendo la escritura nuestra profesión principal, nos metimos en este mundillo por el mismo motivo: nos gusta escribir y nos gusta que la gente disfrute leyéndonos.

Había oído hablar de su obra a través de los lectores que navegan por la red, pero nunca había leído unos de sus escritos, no por no tener interés, si no por la falta de tiempo para ello.

Un día me encontré con una entrevista en uno de los grupos, en la que, además, se organizaba un sorteo de una de las novelas de Eduardo. Una edición especial en papel de su libro que iría a parar a las manos de los que nos animáramos a preguntarle y, aunque no suelo apuntarme a este tipo de eventos en público, (no porque no me guste, si no porque ya tengo un espacio en mi propio blog dedicado a ello), sin haber leído la obra, decidí probar suerte.

La fortuna me sonrió de nuevo, mi número salió premiado y pocos días después del sorteo, tenía en mi buzón el mencionado ejemplar dedicado por el autor.



Opinión personal:
A pesar de que el libro me llegó en febrero del presente año, no ha sido hasta meses después cuando he podido leerlo.

Estaba esperando en mi biblioteca, junto a otros tantos ejemplares que tengo pendientes.

Una mañana, después de terminar mi anterior lectura, mientras me encontraba realizando las labores propias de una casa, lo vi. Algo me empujó a cogerlo en mis manos y leer su argumento.

No sé si por las circunstancias o el momento de ánimo en el que me encuentro, sentí que había llegado la hora de adentrarme en sus páginas. Así que en vez de colocarlo en su lugar original, los desplacé hasta mi cuarto.

Esa misma noche, una vez en la cama, cogí el manuscrito de mi mesita de noche y me embarqué en su lectura.

Sus primeras páginas me incitaron a pensar que, como bien la califica su autor, iba a ser una novela erótica en toda regla. Ya me imaginaba adentrarme en un escrito similar a las famosas "Cincuenta sombras de Grey", de las que por cierto tenéis una extensa reseña en este mismo blog.

Vuelta a la obra de Eduardo pensaba, como os escribía más arriba, que sería un símil al escrito de E. L. James y aunque he de mencionar que existen algunas escenas sexuales explicitas, ni por asomo tienen nada que ver con dicha autora o sus novelas.

"La letra pequeña del deseo" nos narra la historia de Susana, una mujer recién divorciada que trata de tomar las riendas de su vida. Esta mujer, no sólo ha modificado su estado civil, si no que se ve obligada a cambiar su ciudad de destino.

Al mudarse a otra ciudad, se encuentra con su anterior vida. Unos familiares y amigos que han seguido con sus vidas y a la que ahora ella deberá adaptarse.

No son pocos los problemas a los que Susana se enfrenta, si no que, además, se le unen otros propios del resto de las personas que la rodean, que quieren volver a dirigir su modo de actuar y vivir, haciéndola recordar y regresar a su época de juventud.

A lo largo de la novela, Susana se dará cuenta que no quiere eso para ella. Poco a poco irá consiguiendo conocerse así misma y saber qué es exactamente lo que quiere.

Una novela en la que Eduardo nos refleja los miedos, prejuicios, tabues y secretos que guardamos y como olvidándonos de si somos juzgados o no, conseguiremos seguir el camino que nosotros mismos nos marquemos, sin importar el qué dirán, obteniendo así una vida plena.

Valoración:



Raquel Entrevista a Eduardo Gambetty en "Al otro lado de la pantalla" (Próximamente)

No hay comentarios: