Páginas

Blog oficial de la escritora Raquel Sánchez García
"Escribir es mi vida y mientras exista una persona a la que mis letras le entretengan, pondré todo mi empeño en intentar convertirme, a través del papel, en un complemento de su felicidad" (Raquel Sánchez García)

"El mundo está lleno de puertas cerradas y nosotros nacimos para abrirlas todas" (Matilde Asensi)

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Obras publicadas de Raquel Sánchez García

Aviso

Traductor

Relatos Jamás Contados en tu idioma:
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Menús

viernes, 10 de enero de 2014

Raquel entrevista a David de Pedro en “Al otro lado de la pantalla”

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.”

Así comienza La Biblia.

Tranquilos. No se me han cruzado los cables. No vengo a hablaros de religión, aunque sería un tema como otro cualquiera para debatir pero, en esta ocasión me va a servir para presentaros a nuestro siguiente invitado en Raquel entrevista a… en “Al otro lado de la pantalla”.

¿Os imagináis que apareciera un manuscrito, escondido durante siglos, que hiciera tambalearse los cimientos en los que se basan nuestras creencias religiosas actuales? ¿Qué creéis que supondría una revelación así para la iglesia y sus fieles? ¿Se produciría una guerra religiosa defensora de lo que actualmente creemos y sabemos? ¿Intentarían ocultarnos la existencia de este descubrimiento?

Muchas preguntas y muy pocas respuestas, pues vamos a buscarlas, suponiendo encontrarnos en una situación así, hablemos de forma hipotética.

Quiero dejar claro que, este rincón y Raquel Sánchez García, no se hacen responsables por las opiniones vertidas en esta entrevista, ni en sus posteriores comentarios. También decir que no están en contra de ningún tipo de religión, ni de las creencias de nadie.

Esta entrevista no quiere incitar, ni atentar contra ninguna orden ni grupo religioso, ni contra sus seguidores. Únicamente, tanto Relatos Jamás Contados, como Raquel Sánchez García, como nuestro entrevistado y todas las personas que siguen al autor, a esta página y la autora antes mencionada, reflexionan y charlan sobre una obra de ficción que trata este tema, sin ánimo de levantar adversidades, ni animadversiones.

Hecha esta reflexión en voz alta, sólo me queda presentaros a David de Pedro, autor de “La revelación de Qumrán”

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - O - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Raquel: Bienvenido David. Gracias por querer estar presente en la sección de Raquel entrevista a… en “Al otro lado de la pantalla”.
David: Gracias a ti por darme la oportunidad de darme a conocer a tus seguidores. Espero poder captar su interés y que se animen a leer La revelación de Qumrán.

Raquel: Sabemos, por lo que hemos leído en tu breve biografía, que eres todo un hombre de negocios pero, tanto a mis lectores como a mí, nos gustaría saber ¿como se presenta y define el propio David de Pedro a sí mismo?
David: Como una persona que intenta vivir la vida, y que busca crecer tanto a nivel profesional como a nivel personal, tirando todas las barreras que suele crear la mente. El otro día un amigo me comentó: Si el cuerpo y la mente se pudieran disociar y formaran entes diferentes, el cuerpo tendría que denunciar a la mente por malos tratos… intento por todos los medios que mi mente no castigue a mi cuerpo.

Raquel: Actualmente, ¿has abandonado el mundo de las Relaciones Públicas, el Marketing, Publicidad y la Dirección de Empresas por el literario?
David: jajaja, como bien sabes, desgraciadamente el mundo literario da para vivir a muy pocos… y yo no soy de los afortunados. Desde aquí hago un llamamiento a todas aquellas personas que tienen tentaciones de adquirir libros pirateados de que apoyen a los escritores independientes y adquieran sus obras a través de las plataformas que solemos utilizar. Somos autores que luchamos contra viento y marea para publicar y difundir nuestros escritos, y cuando los ponemos a la venta, lo hacemos con un precio muy razonable, solidarizándonos con nuestros lectores.

Raquel: Supongo que esta pregunta ya te la habrán realizado muchas veces pero, ¿cuándo nació esa necesidad de transformar tus ideas en palabras y plasmarlas en un papel?
David: Desde que empecé a leer. Quería vivir las historias de mis personajes… ¿y qué mejor manera que creándolas yo mismo? De todas maneras no he empezado a escribir hasta que no he pensado que estaba suficiente “maduro” para hacerlo. La revelación de Qumrán es mi primer escrito. Nunca antes me había puesto ante una hoja en blanco a menos que fuera para escribir una carta, una redacción o un trabajo universitario.

Raquel: La familia es un pilar importante en nuestras vidas, ¿qué te dijeron ellos cuando les comunicaste que ibas a lanzarte al mundo literario?
David: Solo se lo dije a mi mujer. De hecho, ya la tenía empezada cuando la conocí… después de unos años de convivencia le comenté que quería acabarla, y me alentó para que lo hiciera. Le comenté que sería el inicio de un camino duro, solitario y absorbente, ¡y ella continuó dándome su soporte!

Raquel: Al hilo de mi anterior cuestión, ¿cuál fue el primer escrito que sacaste al público?
David: La revelación de Qumrán ¡Y la verdad es que no me puedo quejar del resultado!

Raquel: ¿Tuvo buena acogida esa primera obra?
David: Muy buena. En las tres editoriales que estuvo (de las más importantes del país) tuvo muy buena acogida. Conseguí hablar con los editores y cada uno de ellos me dio su visto bueno y los motivos por los que no podían aceptarla. Cuando empecé mi particular periplo no me podía imaginar que tendría tanta aceptación (llevo más de diez meses consecutivos dentro del TOP 100 de Amazon.com, moviéndome alrededor de la posición número 30).

Raquel: Ahora hablemos de “La revelación de Qumrán”, ¿cuándo comenzaste a escribirla?
David: En el año 1998 escribí los primeros cinco capítulos. Luego lo dejé aparcado hasta el 2008, finalizándola un año más tarde.

Raquel: ¿Qué te llevó a escribir sobre el tema religioso, los masones, el Opus Dei y los templarios?
David: La masonería siempre había sido un tema que me había atraído. En general cualquier sociedad secreta siempre me llama la atención. El Opus Dei vino a remolque, ya que quería otro poder fáctico que pudiera ser un digno contrincante de la masonería, y aprovechando que una de las teorías que hablan del origen de los masones dice que provienen de los templarios, me vino perfectamente para disociar la masonería de la Iglesia y mantener viva la llama de la rivalidad y el rencor generado en los alrededores del 1.300 d.C.

Raquel: Tengo entendido que precisamente, por haber elegido este tema, has sido criticado por parte de un sector e incluso no muy bien visto por algunas personas, llegando a provocar algún que otro incidente en alguna de tus presentaciones de la obra, ¿sabes cuales son las razones por las que tu escrito, siendo ficción, genera esa polémica?
David: Sí, lo sé con certeza porque fueron ellos mismos (el Opus Dei) los que me lo dijeron. Cuando estaba inmerso en la promoción mediática de La revelación de Qumrán, recibí un e-mail de la prelatura de Barcelona. Me pedían, en la medida que fuera posible, que tuviéramos una reunión. Evidentemente accedí, ya que los escritores, como los periodistas, somos curiosos y no podía perder la oportunidad de conocerlos en persona. La atención fue muy correcta, corroboraron que mis afirmaciones históricas referentes a la parte religiosa eran acertadas, y me dijeron que no estaban de acuerdo en lo referente a la parte “ficticia” de su organización. Remarco la palabra ficticia, porque aunque realmente me la he inventado, no dudo que pueda ser real. En esta novela hay mucho sentido común. Tampoco les gustaba la difusión mediática que estaba alcanzando y mucho menos el nivel de ventas que estaba teniendo en aquel momento (que por suerte a día de hoy ya he doblado). También tengo que decirte que no dudo que hayan intervenido en una situación personal que me a priori me ha perjudicado.

Raquel: La historia que narras en la novela, ¿se basa en hechos reales?
David: Sí y no. Es decir, me gusta cruzar la realidad con la ficción. La historia en sí no está basada en hechos reales, pero los manuscritos del Mar Muerto (conocidos también como los pergaminos de Qumrán) existen y tienen 2.000 años de antigüedad. Al igual que también es cierto que no están traducidos (se encontraron más de 800 pergaminos troceados) y que podría tener información relevante para el cristianismo. San Juan Bautista (mentor de Jesús) estuvo con la tribu esenia en el momento que escribieron los pergaminos. La parte de la historia de Alejandro Magno y su huída por Andorra, también, al igual que las revelaciones que hago al final de la novela, desconocidas para muchísimos cristianos. Incluso la parte que me había inventado, ha resultado que podría ser cierta según la información encontrada recientemente en una biblia localizada en un museo turco. La parte de investigación policial también es cierta, ya que está contrastada con médicos forenses, policías de la rama científica y un alto cargo policial que me aportó el conocimiento sobre las conexiones entre los diferentes cuerpos policiales a nivel internacional.

Raquel: ¿Crees que es posible que no conozcamos toda la verdad?
David: Seguro. Como he dicho, es una novela escrita con mucho sentido común. El poder corrompe en cualquier estamento, ya se político, económico o religioso. La Iglesia tiene un archivo muy restringido en el Vaticano al que pueden unos pocos privilegiados y para puntos muy puntuales. La información es poder, y la ausencia de la misma permite manipular. Repito, no lo centro solo a nivel religioso, hablo en sentido general, y para muestra solo tenemos que leer las noticias que publican a diario los medios de comunicación para descubrir que de todo lo que pasa a nuestro alrededor y que nos afecta, no conocemos ni la punta del iceberg.

Raquel: Si en realidad algún día apareciera algo que contradijera lo que hasta ahora sabemos sobre las bases de la religión, ¿qué crees que supondría una revelación así para la Iglesia y sus fieles?
David: Para la Iglesia seguramente no se supondría ninguna revelación, ya que lo más seguro es que tenga toda la información. Como respuesta, te responderé lo mismo que le dije al Opus Dei cuando me confirmó que lo que decía sobre los orígenes del cristianismo era cierto. ¿Cómo puede una religión presumir de que sus pilares principales son la sinceridad y la honestidad, cuando se basan en una gran mentira? A mi parecer, el respeto es fundamental para crear la base de cualquier relación, y ellos enseñan en sus seminarios una cosa muy distinta a la que predican en las iglesias. También quiero destacar una cosa, y es que no estoy atacando a la religión católica en sí. Me parece muy bien que la gente crea en lo que quiera, siempre y cuando la haga ser mejor persona. Lo que me repatea es la hipocresía y la manipulación, venga de donde venga.

Raquel: ¿Se produciría una guerra religiosa defensora de lo que actualmente creemos y sabemos?
David: No. Creo que así como otras religiones en seguida se alzan con violencia contra cualquiera que caricaturice a su Dios, la religión católica, en ese aspecto es más tolerante, aunque desgraciadamente siempre hay extremistas en todos lados.

Raquel: ¿Intentarían ocultarnos la existencia de este descubrimiento?
David: Intentarlo seguro, aunque con el Papa Francisco, parece que las cosas están cambiando para bien. De todas maneras, a veces no es posible ocultar los descubrimientos debido al gran poder de comunicación y difusión que tiene internet en general y las redes sociales en particular. Si una información relevante saliera a la luz, en seguida saldrían “expertos” detractores que se encargarían de minimizar la realidad de la noticia. Es en lo que se basa La revelación de Qumrán. La manipulación del poder en función de sus intereses, ni más ni menos.

Raquel: Tu novela se desarrolla en varios puntos del planeta, en concreto son mencionadas Girona, Barcelona, Sevilla, Nueva York, Boston, si no recuerdo mal, ¿por qué elegiste estos lugares?
David: Girona porque es la ciudad que me ha visto crecer. Tiene mucho encanto y creo que no está reconocida todo lo que debería, ya que siempre está eclipsada por Barcelona. Jerusalén, Marbella, Roma y Estambul, así como el resto de las ciudades que nombras, han salido para darle más movilidad y agilidad a la novela. Me encanta viajar, y he querido reflejar un poquito la globalización que nos rodea. Mucha gente piensa que un hecho acaecido en Nueva York no puede tener repercusión en su vida diaria… nada más lejos de la realidad. Todo está conectado.

Raquel: ¿Qué medios utilizaste para documentarte?, ¿fue muy complicado encontrar información?
David: Básicamente internet, aunque como he dicho antes, me he reunido con forenses, policías de la científica, un intendente e incluso un historiador. Por suerte para nosotros, actualmente la información es muy accesible. También he tirado de bibliografía para documentarme sobre la masonería y el Opus Dei. En su día descarté entrevistarme con cualquiera que perteneciese a estas organizaciones para que no condicionaran mi parte creativa y luego se pudieran sentir traicionados con el uso que hiciera de la información proporcionada.

Raquel: Dentro de tu obra hay varios personajes, ¿cual es tu favorito?, y ¿por qué?
David: Todos tienen una parte de mí, así que los quiero a todos por igual… (Incluso los considerados como malos). De todas maneras el personaje principal, Óscar, tiene un carisma que atrae y gusta a los lectores. Más de uno me ha pedido que le dé vida, que no lo deje “morir” en una sola novela. Digamos que se puede definir como un antihéroe, es patoso, ingenioso y sobre todo, muy mundano.

Raquel: De todas las opiniones que ha recibido “La revelación de Qumrán” ¿cuál es la que más te ha gustado, a la que guardas más cariño o destacas por encima de todas y por qué?
David: La verdad es que he tenido suerte ya que las críticas suelen ser positivas. Incluso las negativas han sido también beneficiosas, ya que han criticado la parte religiosa o incluso las tórridas escenas que suceden a lo largo de la novela. Hubo un par de críticas que en su día me quisieron hacer mucho daño, y que obligaron a que aprendiera y mejorara de golpe. Creo que hay que ser mala persona para intentar destrozar el trabajo de alguien, pero siempre hay gente para todo. A todas les tengo mucho cariño, pero si tuviera que destacar una, fue la que me hizo una colega, Mercedes Gallego. Me gustó especialmente porque lo primero que dijo es que La revelación de Qumrán es una novela inclasificable. Cuando crees que es policíaca, se torna erótica, cuando no histórica, humorística, dramática o de aventuras. De hecho sintetiza a la perfección la novela.

Raquel: ¿Has intentado ofrecer tu manuscrito a alguna editorial?
David: Sí, fue lo primero que hice. En lugar de hacerlo a nivel masivo, seleccioné cada objetivo meticulosamente e investigué cual era la mejor manera para llegar a la dirección editorial. Lo conseguí. Eso me permitió tener acceso directo a los lectores y editores de cada uno de mis objetivos y recibir de primera mano sus opiniones. Las críticas fueron positivas pero por diferentes motivos (que me justificaron) no llegaron a publicarla.

Raquel: ¿Encontraste muchas puertas cerradas y negativas antes de publicar tu obra?
David: No. A las tres editoriales que me propuse entrar lo hice y con éxito (excepto en la primera que era un grupo y se la fueron pasando de una editorial a otra para ver si se decantaban (la tenían que traducir) el tiempo estimado fue de tres meses, cosa que a fecha de hoy es un récord, ya que muchísimas veces no suelen ni darte respuesta. Por aquel entonces Amazon hacía poco que había abierto las puertas a los autores independientes y viendo que el sistema tradicional demoraría mucho la publicación de la novela, me decanté por la opción digital. Total, una editorial te da la opción de la distribución, pero a nivel de promoción, el esfuerzo que le pueden dedicar a un autor novel es escaso, y además empeñas tu obra para los próximos cinco años. Si ahora recibiera una propuesta, tendría que valorarla mucho.

Raquel: ¿Qué fue lo que te impulsó a poner en venta tu libro de forma electrónica y en papel, tiempo después?
David: Primero lo hice en formato electrónico y así estuve durante ocho meses. Cuando aprendí y corregí los errores que había cometido, busqué la opción del formato papel. Mucha gente de mi entorno siempre me decía que el ebook les caía muy lejos, y a mí personalmente siempre me había hecho gracia tener un ejemplar de La revelación de Qumrán en formato papel entre mis manos. Eso también permitió que pudiera disfrutar de la Diada de Sant Jordi (el Día internacional del libro) en toda su plenitud, ya que pude estar conversando y conociendo a los lectores que se “atrevían” a regalar o leer mi novela, y digo atrevían, porque ese día todo el mundo va con ideas fijas de asegurar el regalo con bestsellers archiconocidos. Para aquellos que no lo sepan, el día 23 de abril los hombres suelen regalar una rosa a sus parejas y las mujeres les corresponden con un libro.

Raquel: Haznos un resumen de la trayectoria de “La revelación de Qumrán” en el mercado.
David: Pues la verdad es que estoy muy satisfecho. El balance de mi primer año ha sido unas ventas superiores a los dos mil ejemplares, de los cuales el 50% ha sido en Amazon.com. He estado entre los primeros veinte puestos en Amazon.es, entre las posiciones 30 a 40, y durante unas semanas también he copado los primeros puestos en Amazon Brasil. La venta en formato papel también ha seguido una muy tendencia muy buena. En este año he realizado cinco presentaciones y he conseguido una repercusión mediática considerable, ya que entre televisión, radio, prensa, prensa digital y blogs, he salido en más de cincuenta medios, tanto a nivel nacional como internacional. Estoy seguro de que si la promoción hubiera dependido de una editorial convencional no hubiera tenido tanta repercusión. También colgué un video en Youtube de lo que sucedió en una de mis presentaciones y que ha sido muy viral (en las primeras 24 horas tuvo un millar de visitas), pongo el link por si alguien siente curiosidad… https://www.youtube.com/watch?v=3vJDa-arS9s

Raquel: Siendo el autor, ¿cuáles son los puntos que destacarías de tu obra para que en cuanto termine, si fuese uno de los lectores que está leyendo esta entrevista, fuera sin perder ni un minuto a comprar tu novela?
David: Si tuviera que vender mi novela diría que es un libro sencillo, con las únicas pretensiones de hacer pasar un rato entretenido y al mismo tiempo aportar un poco más de conocimiento. Para que sea ameno he ideado una serie de acciones: Los capítulos son cortos (suelen ser de cinco páginas), entre capítulo y capítulo he puesto flashbacks de una página que te permite conocer en profundidad a mis personajes y que además, si en un momento dado te pierdes, puedes localizarlos rápidamente por el índice. A partir del capítulo siete suelo subdividir los capítulos entre dos y cinco historias paralelas, cosa que hace que el lector tenga frescas todas las historias que suceden. Cada subcapítulo tiene un gancho que resuelvo en el siguiente capítulo, cosa que hace que sientas curiosidad y no puedas dejar de leerla. Mezclo humor, erotismo, aventuras e intriga, o sea que la novela es una sorpresa continua y nunca sabes que te vas a encontrar. Está redactada de una manera en la que voy haciendo entrar en calor lentamente al lector/a, y poco a poco voy aumentando la intensidad hasta llegar al clímax. Juego con la mente de la persona que está leyendo la novela, porque hasta que yo no decido que averigüe el final, él o ella no sabrá como acabará. Como he dicho antes, la investigación en las diferentes áreas han sido realizas a consciencia: sobre la parte policial, puedes aprender la metodología y vocabulario de los agentes de la ley, ya que entrevisté a varios. Respecto a la parte histórica, te puedo asegurar que te sorprenderá las REVELACIONES que he descubierto y que transmito al lector. Como he dicho antes, no es que estén escondidas, pero contradicen lo que enseñan en el Catecismo. El marco de la novela es una lucha de poderes entre el Opus Dei y la masonería española, pero como te digo, es un marco, ya que no profundizo demasiado en ninguno de los bandos para no cansar a nadie. Creo poder asegurar (y tú lo puedes confirmar) que cuando el lector/a acabe de leer las quinientas páginas que tiene la novela, se le hará corta y se quedará con ganas de más.

Raquel: ¿Tienes algún libro más publicado?
David: Si todo va bien, durante el mes de febrero publicaré mi segunda novela. La trama (y esto es primicia) versa sobre unos osados periodistas que investigan a un grupo neonazi. Por causas inesperadas entran en una espiral de persecuciones que les obligan a profundizar en el reportaje, comprobando que lo que sabían sólo era la punta del iceberg. Una novela con un ritmo trepidante que sigue la estela de La revelación de Qumrán, es decir, aventura, humor, sexo e historia, y en la que saldrán algunos de sus personajes, aunque no los principales.

Raquel: ¿Existen proyectos futuros?
David: ¡Claro que sí! La verdad es que no puedo parar, es como una droga. Actualmente me estoy documentando sobre la tercera novela que incorporará un hecho diferencial que nunca antes ha explorado ninguna editorial… ¡y hasta aquí puedo leer!
Aparte de esto, también me traigo algo entre manos que si sale bien, será sonado.

Raquel: ¿Volverás a escribir sobre el mismo género o nos sorprenderás con otro tipo de escrito?
David: Aunque la novela está cerrada, podría reabrirla en cualquier momento. De todas maneras, mi propia inquietud y ansia de conocimiento hace que quiera explorar nuevos caminos y temáticas, por lo que hace bastante difícil que vuelva a tocar el tema de una manera tan directa. Aunque nunca se sabe, ¡hay muchísima gente que me ha pedido que Óscar vuelva a vivir nuevas aventuras!

Raquel: ¿Cuándo volveremos a ver una nueva obra de David de Pedro?
David: Escribir es complicado cuando tienes otro trabajo y además lo tienes que compaginar con la familia. Al final para poder hacerlo tienes que robarle tiempo a Morfeo. La segunda novela, como he dicho saldrá en Febrero, pero es porque mientras La revelación de Qumrán estuvo navegando entre editoriales, yo ya la había empezado a escribir. La tercera no sé si conseguiré que salga al mismo ritmo que las otras dos. De todas maneras, todo el mundo que pueda estar interesado en mis obras, sólo tiene que seguirme a través de mi página web: www.daviddepedro.com o a través de las redes sociales de Facebook (https://www.facebook.com/david.depedro.5) o Twitter ( https://twitter.com/DaviddPedro?edit=true)

Raquel: Sabemos que perteneces a la denominada Generación Kindle y a la Agrupación de Escritores Independientes, ¿qué es para usted esta generación y ese grupo de escritores?
David: Como bien define la palabra Generación, soy uno de los primeros, aunque no pionero que empezó a publicar en el portal americano Amazon. Eso significa que poco a poco he tenido que aprender como funciona el negocio editorial para que el lector/a no encuentre diferencias entre el producto de un autor independiente del de una editorial convencional. La Agrupación de Escritores Independientes, de los cuales tengo el honor de ser uno de los miembros fundadores, engloba a un reducido grupo de autores que nos beneficiamos del conocimiento mutuo. Cualquiera que quiera seguirnos solo tiene que visitar nuestro blog: http://literaturaaei.blogspot.com.es/

Raquel: ¿Qué consejos les darías a aquellos que, como tu, quieren lanzarse a escribir y no saben por donde empezar?
David: El primero y más importante: Que se armen de paciencia. Aunque parezca difícil de creer, escribir la novela es la parte fácil. Una vez la has acabado, hay que corregirla a través de un profesional (no sirven los conocidos que leen mucho o que dominen la lengua ya que igualmente se les pueden pasar errores ortotipográficos), maquetarla, diseñar una portada atractiva, realizar un book tráiler (esto es opcional, claro está), pensar en una promoción continuada… y prepararse mentalmente para las críticas feroces que pueden buscar destripar la novela con toda la mala intención. El segundo consejo que daría, se resumiría en una palabra: Perseverancia. No puedes abandonar, ya que escribir es un camino de largo recorrido, y la competencia es muy grande. El tercero y último: Si se quiere tocar un tema polémico, hay que tener en cuenta las posibles derivaciones y daños colaterales que se puedan llegar a dar y valorar si compensa o no asumir el riesgo.

Raquel: Para terminar, me gustaría darte las gracias por dedicarnos este tiempo y brindarte este espacio por si quieres decirles algo a nuestros lectores o al blog.
David: No puedo dejar de agradecerte que me hayas dejado entrar en tu casa y hayas facilitado el darme a conocer a tus seguidores. Ha sido un verdadero placer y espero poder repetir en un futuro no muy lejano. ;)

Lee la reseña de La revelación de Qumrán realizada por Raquel Sánchez.

1 comentario:

David de Pedro dijo...

Bueno, antes de anda, tengo que agradecer públicamente a Raquel esta fantástica y profunda entrevista, en la cual me he sentido muy cómodo porque sus preguntas han permitido que de a conocer aspectos hasta ahora nunca tratados. Espero que os guste y la disfrutéis. Un abrazo.